Margarita del Cid quiere presentarse para alcaldesa sin saber la diferencia entre ruego y moción

FB_IMG_1498145937509Por segunda vez en tres meses, la líder del PP local presenta una documentación para el pleno de forma equivocada

 

Torremolinos, a 22 de junio de 2017. La líder del Partido Popular en Torremolinos, Margarita del Cid, ha vuelto a presentar una documentación para el pleno, con la intención de que sea moción pero con característica jurídica de ruego. Del Cid, que según ha anunciado en diferentes medios, se presentará como candidata a alcaldesa por parte del PP en las próximas elecciones municipales sin saber la diferencia entre moción y ruego.


Esta vez, del Cid ha presentado un ruego para que el Equipo de Gobierno no negocie con la Junta de Andalucía la cesión del edificio situado en la plaza Pablo Ruiz Picasso de Torremolinos. “Pese a que se empeñen en llamarlo museo, lo cierto es que ese edificio aún está sin terminar y no cuenta con un discurso museístico sólido, según la Junta de Andalucía. Fue un antojo del anterior alcalde, ahora avalado por Margarita del Cid, con el que ha hipotecado el futuro de Torremolinos. Un edificio que ha costado más de cinco millones y medio de euros. El PP ha querido construir un museo con recursos del municipio, sin ningún tipo de transparencia y con contratos privados que no se daban a conocer ni a los concejales de la propia corporación”.

Esta es la segunda vez en tan sólo tres meses que la número uno del Partido Popular de la localidad pretende que el orden del día del pleno mensual de la Corporación Municipal cuente como moción lo que realmente es un ruego. Este tipo de nomenclatura se basa en lo establecido por el Reglamento Orgánico del Ayuntamiento de Torremolinos, el cual fue apoyado por toda el pleno, incluido el propio Partido Popular. Pese a ello, incumple lo establecido, intentando vestir de moción, lo que se considera como ruego. “Un hecho que deja claro que votan, a favor o en contra, mociones que no han revisado como demuestra su comportamiento. Algo que también ocurrió con el cierre al tráfico de la plaza Costa del Sol, la cual fue apoyada por Margarita del Cid como <<un voto responsable porque iba a ser muy beneficioso para Torremolinos>>, pero que ahora no duda en torpedear viendo el éxito rotundo de dicha actuación”.

Desde el Grupo Municipal del PSOE de Torremolinos “no sabemos si Margarita del Cid quiere realmente que sus acciones políticas se conviertan en beneficios para Torremolinos, o simplemente buscar la disputa, vendiendo que el PSOE les ha vetado una moción”.

Share